lunes, 9 de mayo de 2016

Una Mirada poética de Saturno como Viejo Sabio.







Una valiosa exposición poética, salida de la entraña del Inconsciente, como el mismo poeta expusiera (ver imagen) en la que su propio basamento arquetípico (Sol conjunción Saturno en Libra)  "grita" y revela su lado más luminoso, la sabiduría destilada de las experiencias vitales.


 El autor, Mario de Andrade ( 9 de Octubre de 1893, San Pablo, hora desconocida) fue un prolífico autor en varios campos: poesía, novela, ensayo y musicología. A pesar de su breve paso por este mundo dejó obras inmortales, una de ellas, la más conocida es su novela Macunaíma, considerada una de las obras capitales de la literatura brasilera del siglo XX.

  La expresión en este poema del lado luminoso del arquetipo del Senex-Saturno (tan vapuleado siempre por la mirada del Puer Aeternus, su opuesto complementario) es diáfana y muestra los distintos temas propios del arquetipo tan dificultosos de integrar, llevándonos, al desconocerlo, a toda clase de negaciones, fobias y choques, al proyectarlo, en el mundo exterior.

  Así con la sencillez que sólo la madurez alcanzada a costa de una vida vivida con plenitud. el autor nos expone la conciencia de la finitud, de la valoración del tiempo que solo ese conocimiento puede dar (por el contrario de la sensación  de eternidad del Puer). Su aprovechamiento en los vínculos, objetivos y proyectos, expresando aquellos ideales de Verdad y Bien platónicos, tan caros a Libra y para que en el juicio próximo al paso a otro plano de la existencia, la conciencia puede sentir que ha cumplido con su dharmma, su deber esencial, dejando de lado lo superfluo. "Sólo los poetas me entenderán" decía Jung, y este poeta nos regaló como Saturno-Senex, desde su posición de exaltación en Libra, su largo camino destilado a través de la existencia para ser, como lo dirían los alquimistas, el Sapientissimus Omnium, el más sabio de todos.

  Fue interesante notar como el arquetipo se expresa. Al bajar el poema de una página (sonopuntura.com) el adminstrador de la página hizo el siguiente comentario, actualizando ciertas conductas que nuestro poeta dado el año de su fallecimiento, 1945, aún no se habían popularizado.
"Mi tiempo es valioso y no quiero perderlo con personas que no me hacen bien, por mucho que haya gente que me diga que eso es pagar karma...y que me muestran  mi espejo...y tal y tal..." Saturno es el señor del Karma en  la astrología.  No los entretengo más con mis comentarios y los invito a disfrutar y reflexionar sobre este hermoso y profundo poema.


EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS

Mensaje de Mario de Andrade
 (Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño)

 “Conté mis años y descubrí,
   que tengo menos tiempo para vivir
  de aquí en adelante,
   que el que viví hasta ahora


Me siento como aquel chico
 que ganó un paquete de golosinas:
 las primeras las comió con agrado,
pero, cuando percibió que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente


Ya no tengo tiempo para reuniones interminables,
donde se discuten estatutos,
 normas, procedimientos
 y reglamentos internos,
 sabiendo que no se va a lograr nada

Ya no tengo tiempo
 para soportar absurdas personas
 que, a pesar de su edad cronológica,
 no han crecido.

Ya no tengo tiempo
 para lidiar con mediocridades

No quiero estar en reuniones
 donde desfilan egos inflados.

No tolero a maniobreros
 y ventajeros.


Me molestan los envidiosos,
 que tratan de desacreditar
 a los más capaces
 para apropiarse de sus lugares,
 talentos y logros.

Detesto, si soy testigo,
 de los defectos que genera
 la lucha por un majestuoso cargo.

Las personas no discuten contenidos,
 apenas los títulos.

Quiero la esencia,
 mi alma tiene prisa....

Sin muchas golosinas en el paquete...

Quiero vivir al lado
 de gente humana, muy humana.
 Que sepa reír, de sus errores.
 Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana. Y que desee tan sólo
 andar del lado de la verdad
 y la honradez

Lo esencial es lo que hace
 que la vida valga la pena.
 Quiero rodearme de gente,
 que sepa tocar el corazón
 de las personas….

Gente a quien los golpes
 duros de la vida,
 le enseñó a crecer
 con toques suaves en el alma.

Sí…. tengo prisa…
 por vivir con la intensidad,
 que sólo la madurez
puede dar.

Pretendo no desperdiciar
 parte alguna de las golosinas
 que me quedan…
 Estoy seguro
 que serán más exquisitas,
 que las que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final
 satisfecho y en paz
 con mis seres queridos
 y con mi conciencia.

Espero que la tuya sea la misma,
porque de cualquier manera
 llegarás.."